Son muchos los pacientes que últimamente escuchan estas palabras de su dentista y no comprenden qué relación existe entre los problemas dentales y la logopedia, por eso hoy quiero explicaros la relación entre ambas disciplinas y el trabajo que realizan ambos profesionales de maneja conjunta para dar un mejor tratamiento al paciente.

Como ya sabéis, el logopeda es el profesional sanitario que evalúa, diagnóstica, rehabilita y previene los trastornos de la audición, el lenguaje y el sistema orofacial en general: (respiración, masticación, succión, deglución, habla y fonación) y por tanto de los órganos relacionados con ellos (labios, lengua, paladar, amígdalas, etc.). Y el odontólogo es el profesional sanitario que se dedica al estudio, diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades y dolencias que afectan los dientes y el aparato estomatognático en general (labios, lengua, encías, mejillas, paladar, amígdalas, etc.).

Y como veis hay muchos puntos en común entre ambos profesionales, por lo que han de realizar una valoración del sistema estomatognático conjuntamente llevando a cabo un tratamiento complementario y organizado para la rehabilitación completa del sistema orofacial. Porque en la boca desarrollamos una serie de funciones, no solo el habla sino también la masticación del alimento, la deglución (tragar), etc, y cuando estas funciones no se están realizando de forma adecuada porque la lengua, que es el principal órgano que trabaja para estas funciones, o los labios no realizan bien su papel, influirán en la oclusión dentaría y en el crecimiento y desarrollo de los dientes.

De manera que la relación que existe entre el logopeda y el odontólogo es anatómica, ya que la boca es a la vez el órgano de la masticación y de la fonación y funcional, ya que existe una estrecha relación entre la forma de la cavidad bucal y las funciones que en ella se realizan.

Es por dicho motivo que odontólogo y logopeda realizan un tratamiento conjunto en aquellos casos en los que se vea comprometido el papel muscular. El odontólogo derivará dichos pacientes al logopeda para corregir las funciones orofaciales que no se están realizando de forma adecuada y que modifiquen su estructura ósea. Y para que el tratamiento entre ambos, tanto dental como logopédico llegue a buen fin.

¿Sería necesario incluir un servicio del logopeda en la clínica dental?

La respuesta es SÍ, porque el logopeda en la clínica dental va a corregir los desequilibrios musculares y restablecer las funciones orofaciales para:

  • Favorecer el crecimiento del Sistema Estomatognático.
  • Aportar estabilidad al órgano bucal.
  • Evitar recidivas del tratamiento ortodóncico.

Como profesional logopeda en Murcia, incluiría este servicio de logopedia dentro de las clínicas dentales porque la práctica continua de hábitos no deseables, como la deglución atípica en la etapa infantil o la respiración bucal, conducen sin remedio a problemas dentomaxilares. Por la necesidad de ambos profesionales (logopeda y odontólogo) de rehabilitar de manera integral las disfunciones neuromusculares de la deglución, la articulación de fonemas, la respiración, la posición de la lengua, la función de la boca, la masticación y en definitiva de la actividad muscular orofacial. Y para asegurar el éxito ortodóncico.

Finalmente, deciros que la intervención logopédica en la clínica dental será siempre que se detecte algún desequilibrio a nivel de la respiración, de la deglución, de la masticación o del habla, funciones necesarias para un correcto desarrollo dental.

Si tienes alguna duda o te gustaría obtener más información de una logopeda en Murcia, no dudes en dejar tu comentario o contactarme. Estaré encantada de escucharte.