La respiración oral es aquella que se realiza por la boca. Este tipo de respiración no sigue el patrón natural de respiración, que es el que se realiza por la cavidad nasal.

Muchos niños presentan el síndrome de respiración oral en las primeras etapas del desarrollo. Teniendo en cuenta que es una disfunción que puede influir negativamente en muchos aspectos de la vida del niño, lo mejor es detectar esta dificultad respiratoria lo más pronto posible.

¿Cómo detecto que mi hijo no está respirando bien?

Podemos detectar que la respiración no está siguiendo un patrón natural si observamos que hay un contacto insuficiente de los labios, un babeo prolongado, pausas respiratorias en el sueño (apneas), alteraciones en el desarrollo facial como la forma alargada de la cara u oral como un paladar estrecho o dientes más posicionados, una forma de tragar atípica, o dificultades auditivas, de atención y del aprendizaje.

Si los padres no se han dado cuenta de esta característica, existen profesionales como el pediatra (revisión rutinaria) o profesor del colegio quienes pueden detectar esta dificultad. Un niño que respira por la boca también puede presentar dificultades de atención y concentración en el colegio.

Pero si vosotros, los padres, observáis que vuestro hijo ronca mucho, le cuesta respirar o se pasa el día con la boca abierta, sería importante realizar una valoración exhaustiva para corregir esta alteración lo antes posible.  Además debéis saber que este síndrome no es valorado por un solo profesional sino por varios, como son el pediatra, otorrinolaringólogo, odontólogo y logopeda.

Centrándonos en las dificultades logopédicas, y como logopeda en Murcia, incido en la importancia de un tratamiento precoz de las dificultades respiratorias, pues estas dificultades van a influir en que el niño presente una musculatura orofacial hipotónica, que tenga dificultades de movilidad oral, que presente dificultades para tragar y que coloque la lengua de forma inadecuada, que no pueda cerrar los labios, que presente malposiciones en los dientes y que finamente todo ello afecte de forma directa a la posición de los fonemas o sonidos del habla.

Así que contestando a la pregunta: ¿Está relacionada la forma de respirar con el desarrollo del habla?  Podemos decir que si: Una forma inadecuada de respiración afecta al desarrollo del habla porque la musculatura orofacial y la respiración (en este caso incorrecta-vía oral) está estrechamente relacionada con el desarrollo de los movimientos finos del habla. Esto es tan sencillo como pensar que para realizar cualquier sonido el habla deben de coordinarse adecuadamente la respiración y la musculatura oral.

Si tienes alguna duda o te gustaría obtener más información de una logopeda en Murcia, no dudes en dejar tu comentario o contactarme. Estaré encantada de escucharte.