Como sabéis, el lenguaje oral es nuestra principal arma para comunicarnos, sin embargo, en ocasiones puede fallar por la aparición de trastornos funcionales del habla como las dislalias.

Un niño con dislalia presenta alteraciones en la articulación de uno o varios grupos de fonemas o sonidos del habla de forma improcedente, pudiendo llegar a presentar un habla ininteligible si afectara a un mayor grupo de fonemas. Los motivos que conducen a padecer una dislalia son múltiples, algunos más graves: retraso intelectual, déficit auditivo y otros menos serios, como puede ser simplemente un aprendizaje incorrecto de la lengua materna.

En general es frecuente que los niños muestren dificultades a la hora de pronunciar cuando están aprendiendo a hablar. La dislalia o pronunciación deficiente de algunos fonemas es normal hasta cierta edad, esto se denomina dislalia evolutiva y cualquier niño pasará por este periodo. Sin embargo, entre los 4-5 años, su lenguaje ya debe ser perfectamente comprensible tanto para las personas conocidas como para los extraños que traten de comunicarse con él.

Aunque es cierto que los niños aprenden a usar el lenguaje a su propio ritmo, la mayoría siguen un aprendizaje similar de adquisición de los fonemas según su edad cronológica.

Con respecto al proceso de adquisición de fonemas os presento la siguiente tabla:

Edad Edad de adquisición del fonema según Laura Bosch Edad de adquisición del fonema de estudio descriptivo
2 años a 2 años 11 meses /p/, /m/, /t/, /n/, /ñ/, /x/, /k/
3 años a 3 años 11 meses /m/, /n/, /ñ/, /p/, /t/, /k/, /b/, /x/, /l/, /g/, /f/, /s/,/ch/, /r/, /b/, /f/, /ch/, /y/, /g/, /l/
4 años a 4 años 11 meses /d/, /y/, /r/, /d/, /r/
5 años a 5 años 11 meses /z/ /s/, /rr/
6 a 7 años /rr/

Esta tabla es de carácter orientativo, pues como ya sabéis no todos los niños presentan el mismo ritmo de adquisición. Esto no quiere decir que por no haber adquirido un fonema en ese tiempo tengan un problema, pero de forma orientativa podemos guiarnos sobre cuando deberían de pronunciar cada fonema según su edad de desarrollo.

Considerándolo todo hay que decir que la causa de la dislalia no suele ser única, sino una combinación de unos cuantos factores que inciden en el niño. Suele deberse a una inmadurez del sujeto que impide un funcionamiento adecuado de los órganos que intervienen en la articulación del lenguaje. Las causas más comunes de mayor a menor frecuencia son: Escasa habilidad motora, dificultades respiratorias, dificultades en la percepción espacio-temporales, falta de discriminación auditiva, factores psicológicos, ambientales, hereditarios e intelectuales.

Hay que tener en cuenta que la dislalia es una de las anomalías del lenguaje que con más frecuencia se presenta en los centros escolares, sobre todo en el alumnado de infantil y primer ciclo de primaria. Asimismo dentro de las alteraciones del lenguaje está entre las que tienen un pronóstico más favorable. No obstante, si no se somete a un tratamiento precoz adecuado y realizado por un logopeda en Murcia, puede traer consecuencias muy negativas, por la influencia que ejerce sobre la personalidad del niño, su capacidad comunicativa y su adaptación social, así como en su rendimiento escolar.

De manera que si has notado que tu hijo no parece alcanzar las metas previstas para el desarrollo del lenguaje, y que la diferencia va más allá de unas pocas semanas de la media, debe acudir a un profesional de la logopedia en Murcia.  Cuanto antes se haga un diagnóstico y se trate, mayores serán los beneficios a largo plazo para el niño.

Si tienes alguna duda o te gustaría obtener más información de una logopeda en Murcia, no dudes en dejar tu comentario o contactarme. Estaré encantada de escucharte.