Como sabemos, el lenguaje surge por imitación, siendo los más pequeños los que imitan los movimientos y sonidos que hacen los padres cuando articulan las palabras. Son los propios padres los que, al estimular el lenguaje oral de sus hijos adecuadamente,  pueden prevenir muchas de las dificultades del aprendizaje del lenguaje.

Para prevenirlas se deben tener en cuenta una serie de aspectos a potenciarpara invitarle a adquirir el lenguaje. Para ello y a modo de juego se pueden poner en práctica los siguientes ejercicios de manera temprana.

11 pautas para estimular el lenguaje oral:

  1. Tonificar y fortalecer los órganos bucofonatorios del habla. Esto se puede hacer jugando con los órganos orales, realizando distintos movimientos con la lengua y los labios, dando besos sonoros, moviendo la lengua hacia los lados, soplando velas, globos, etc.
  2. Promoveremos el uso de canciones, cuentos y adivinanzas populares. En los que se ejercitan la atención y la memoria y además potencian su lenguaje.
  3. Nos dirigiremos al niño mediante palabras cortas y con apoyo gestual-manual. Como por ejemplo “ven” “toma”, “dame” y con apoyos gestuales para poco a poco aumentar su vocabulario.
  4. Utilizaremos frases sencillas y cortas para facilitar su comprensión. Como por ejemplo “mamá come pan” y que estén asociadas a la acción realizada para que el niño lo comprenda.
  5. Estimularemos su lenguaje espontáneo mediante la imitación del lenguaje del adulto.Hablarle el mayor tiempo posible aprovechando cualquier momento cotidiano, como por ejemplo: visitas al parque, al zoo, al supermercado, a la piscina.
  6. Desarrollaremos preguntas sencillas para obtener distintas respuestas. «¿Qué has comido hoy?» En las cuales se favorezca la denominación de las cosas u objetos y no solo obteniendo una repuesta corta como SI o NO.
  7. Respetaremos los tiempos de repuesta del niño para darle la oportunidad de expresarse. Conversar con el niño de manera que respetes su ritmo y esfuerzo.
  8. Le animaremos a pedir verbalmente lo que desee, intentando evitar que solo se comunique mediante la señalización. Evitando dar por sentado que entiendes su actitud gestual y así tu hijo se esforzará para decirte las cosas que necesita comunicar.
  9. Promoveremos la mejora de su motricidad, tanto gruesa como fina. Jugar con la arena, montar en bicicleta, pintar,dibujar, jugar con plastilinas, etc. De esta manera le estarás ayudando a expresarse y a comunicarse socialmente.
  10. Desarrollar rutinas de habla, es decir, repetir, contar o hablar de la misma manera en las rutinas de casa. Por ejemplo, cuando le contamos un cuento a la hora de cenar; a los niños les gusta mucho que repitamos las mismas cosas o anécdotas, así ellos sabrán de que hablamos y anticiparan su respuesta, lo que les motivará a hablar con frecuencia.
  11. Promover una alimentación de texturas adecuada. A partir de los 12 meses dejaremos que los niños vayan experimentando con alimentos más sólidos, como pueden ser; pan, verduras al vapor, quesitos, jamón york, de manera que estimularemos la masticación y con ello fortaleceremos los órganos que intervienen en el habla.

 

En el caso de que observes alguna anomalía lingüística o un retraso en la expresión oral del niño, sospeches de algún tipo de deficiencia auditiva o lentitud psicomotora, debes acudir a un profesional de la logopedia para que su problema sea diagnosticado y tratado. Es muy importante estimular el lenguaje oral lo antes posible.

Si tienes alguna duda o te gustaría obtener más información de una logopeda en Murcia, no dudes en dejar tu comentario o contactarme. Estaré encantada de escucharte.