Es muy probable que hayáis oído hablar de las dificultades de aprendizaje y de atención como la dislexia y el TDAH. Pero también es probable que no hayáis escuchado mucho acerca de la disgrafía. Si su hijo tiene problemas para expresarse por escrito, seguro que querría aprender más acerca de esta condición.

Las dificultades con la escritura son comunes entre los niños y pueden provenir de una variedad de dificultades de aprendizaje y de atención. Si sabe a qué prestar atención, entonces podrá estar preparado para obtener la ayuda que su hijo necesita.

No hay cura o un arreglo fácil para la disgrafía, pero hay estrategias y terapias que pueden ayudar a que un niño mejore su escritura. Esto pude ayudarle a progresar en la escuela y en cualquier otro lugar donde tenga que expresarse por sí mismo a través de la escritura.

¿QUÉ ES LA DISGRAFÍA?

La disgrafía es una condición que causa dificultad con la expresión escrita. El término viene de las palabras griegas dys (“impedido”) y grafía (“hacer forma de letras a mano”). La disgrafía es una dificultad que se basa en el cerebro y no es el resultado de que un niño sea perezoso.

Para muchos niños con disgrafía el simple hecho de sostener un lápiz y organizar las letras en una línea es muy difícil. La escritura a mano de estos niños tiende a ser desordenada. Muchos batallan con el deletreo, la ortografía y para poner sus ideas en un papel. Estas y otras tareas de escritura, como poner las ideas en un lenguaje organizado, almacenarlas en la memoria y luego utilizarlas, podrían agregarse a la batalla de la expresión escrita.

En la práctica, los profesionales pueden usar diferentes términos para describir las dificultades con la expresión escrita. El Manual Diagnóstico y Estadística de los Trastornos Mentales (DSM-5), no utiliza el término disgrafía, pero sí utiliza la frase “impedimento en la expresión escrita” bajo la categoría de “trastorno específico del aprendizaje”. Este es el término utilizado por la mayoría de los médicos, logopedas y psicólogos.

Cualquiera que sea la definición utilizada es importante entender que la escritura lenta o desordenada no es necesariamente un signo de que su hijo no esté tratando lo mejor que él puede. La escritura requiere un conjunto complejo de habilidades motoras finas y del procesamiento del lenguaje. Para los niños con disgrafía, el proceso de escribir es más complicado y más lento. Sin ayuda, un niño con disgrafía podría tener dificultades en todas las actividades de la escuela.

Como ya sabéis la disgrafía no es un término familiar, pero los síntomas de la misma no son nada raros, especialmente en los niños pequeños que están comenzando a aprender a escribir. Como profesional logopeda en Murcia deciros que si un niño continúa batallando con la escritura, a pesar de mucha práctica y ejercicios de corrección, sería buena idea mirar más de cerca para ver si la disgrafía es la causa.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA DISGRAFÍA?

En una persona con disgrafía, los expertos coinciden en que uno o ambos de los siguientes pasos en el proceso de la escritura pueden presentar ciertas dificultades.

  1. La organización de la información que está guardada en la memoria.
  2. Plasmar las palabras en el papel escribiéndolas a mano o con un teclado.

Esto resulta en un producto escrito que es difícil de leer y lleno de errores. Y lo más importante, esto no tiene nada que ver con lo que el niño sabe y con lo que él intentó escribir. Finalmente también se cree que pudiera haber un enlace genético cuando la disgrafía se repite en las familias.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA DISGRAFÍA?

Los síntomas de la disgrafía caen en seis categorías: visual espacial, motora fina, procesamiento del lenguaje, deletreo/escritura a mano, gramática y organización del lenguaje.

  1. Dificultades visual espaciales
  • Tiene problemas con la discriminación de las formas y el espacio entre letras.
  • Tiene problemas para organizar las palabras en la página, de izquierda a derecha.
  • Escribe las letras que van en todas las direcciones, y las letras y palabras que van juntas en la página.
  • Tiene problemas para escribir sobre una línea y dentro de los márgenes.
  • Tiene problemas para leer mapas, dibujar o reproducir formas.
  • Copia los textos lentamente.
  1. Dificultades motoras finas
  • Tiene problemas para sostener un lápiz correctamente, hacer trazos, cortar la comida, atarse los cordones de los zapatos, armar rompecabezas, escribir mensajes de texto y usar un teclado de computadora.
  • Es incapaz de utilizar las tijeras bien o colorear dentro de las líneas.
  • Cuando escribe, mantiene su muñeca, brazo, cuerpo o el papel en posiciones raras y extrañas.
  1. Dificultades del procesamiento del lenguaje
  • Tiene problemas para poner las ideas en papel.
  • Tiene problemas para entender las reglas de los juegos.
  • Tiene problemas para seguir direcciones.
  • Se pierde en la idea de lo que estaba diciendo.
  1. Dificultades para el deletreo/dificultades para la escritura a mano
  • Le cuesta trabajo entender las reglas del deletreo y de la ortografía.
  • Tiene problemas para decir si una palabra está mal escrita.
  • Puede deletrear correctamente en forma oral, pero comete errores por escrito.
  • Deletrea las palabras incorrectamente y de diferentes maneras.
  • Tiene problemas para utilizar un verificador de ortografía y, cuando lo hace, no puede reconocer la palabra correcta.
  • Mezcla letras mayúsculas y minúsculas.
  • Mezcla cursivas y letra de imprenta.
  • Tiene problemas para leer su propia escritura.
  • Evita escribir.
  • Se cansa cuando o le dan calambres escribe.
  • Borra mucho.
  1. Problemas de gramática y de usos de palabras
  • No sabe cómo usar la puntuación.
  • Usa demasiado las comas y mezcla los tiempos de verbo.
  • No comienza las oraciones con una letra mayúscula.
  • No escribe oraciones completas, pero sí escribe en forma de lista.
  • Escribe oraciones muy largas.
  1. Organización del lenguaje escrito
  • Tiene problemas para contar una historia y podría comenzar en el medio.
  • Deja afuera los hechos importantes y detalles o da demasiada información.
  • Asume que otros saben de lo que está hablando.
  • Usa descripciones vagas.
  • Escribe oraciones confusas.
  • Nunca llega al punto importante de una historia o enfatiza el mismo punto repetidas veces.
  • Cuando habla es más capaz de poner las ideas organizadas.

 

Y LO MÁS IMPORTANTE…

¿QUÉ HABILIDADES ESTÁN AFECTADAS POR LA DISGRAFÍA?

El impacto de la disgrafía en el desarrollo de un niño varía, dependiendo de los síntomas y de su severidad. Estas son algunas áreas comunes problemáticas para los niños con disgrafía:

  • Académica:Los chicos con disgrafía pueden retrasarse en el trabajo escolar porque les toma mucho tiempo escribir. Tomar notas es un desafío. Podrían sentirse desalentados y evitar escribir las tareas.
  • Habilidades básicas de la vida:Las habilidades motoras finas de algunos niños son limitadas. Se les hacen difíciles las tareas de todos los días, tales como abotonarse una camisa y hacer una lista simple.
  • Social-emocional:Los niños con disgrafía podrían sentirse frustrados o ansiosos acerca de los retos académicos y de sus vidas. Si ellos no han sido identificados, los maestros podrían criticarlos por ser “perezosos” o “desorganizados.” Esto podría agregar aún más estrés. La autoestima baja, frustración y sus problemas de comunicación pueden hacer aún más difícil socializar con otros niños.

Recordaros como especialista logopeda en Murcia que aunque la disgrafía es una condición para toda la vida, hay muchas estrategias y herramientas ya probadas que pueden ayudar a los niños con disgrafía a mejorar sus habilidades de escritura.

Si tienes alguna duda o te gustaría obtener más información de una logopeda en Murcia, no dudes en dejar tu comentario o contactarme. Estaré encantada de escucharte.